Etica9

Los profesionales de la salud trabajan con y para las personas, por ello se regulan históricamente mediante códigos deontológicos. Estos códigos se van adecuando a los nuevos valores sociales y profesionales a medida que cambian las situaciones, los marcos de valor y los avances tecnológica e investigación clínica.

El artículo 60.2 de la Ley 7/2006, de 31 de mayo, del ejercicio de profesiones tituladas y de los colegios profesionales, publicada en el Diario Oficial de Cataluña n.º 4651, de 9 de junio de 2006, atribuye a los consejos de colegios profesionales la elaboración de un código deontológico y de buenas prácticas para el buen ejercicio de la profesión. Los diversos profesionales sanitarios tienen sus propios códigos de ética que abarcan diversos  ámbitos:

  • Responsabilidad

–  Competencia profesional

–  Seguridad del paciente

–  Final de la vida

  • Autonomía

– Información

– Consentimiento informado

  • Intimidad y confidencialidad
  • Justicia social
  • Compromiso profesional

– Relación entre profesionales

– Formación

– Medio ambiente

– Comunicación social

– Objeción de consciencia

– Huelga

– Economía

– Organismos profesionales

Los Comités de Ética Asistencial (CEA) dentro del ámbito nacional, presentan su primera regulación  en la Circular del INSALUD de 30 de marzo de 1995, de la Dirección General del Instituto Nacional de Salud de acreditación de Comités Asistenciales de Ética.

En el ámbito autonómico las primeras directrices fueron  aprobadas en Cataluña y en el País Vasco, y así: la  Orden de 14 de diciembre de 1993, de acreditación de Comités de Ética Asistencial de la Generalitat de Catalunya, y el Decreto 143/1995, de 7 de febrero, de creación y  acreditación de comités de Ética Asistencial del Gobierno Vasco respectivamente. Más tarde otras Comunidades Autónomas han ido promulgando normativa en relación con la ética y la salud.

Los Comités de Ética Asistencial, de composición pluridisciplinar, tienen una triple función: primero, ayudar a la toma de decisiones; segundo, elaborar protocolos de actuación; y tercero, formar en Bioética no sólo a los miembros del propio comité, sino al resto del personal de la institución donde se halle inserto. El nacimiento de estas instancias en el campo sanitario – en un primer momento – fue de carácter voluntario, si bien, tras analizar la normativa autonómica reciente, su constitución resulta, en algunos casos, obligatoria.

Licencia de Creative Commons
Ética y Salud by María Vidal Palomer is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *